Text

Kid A

image

Entre 1997 y 1998 Radiohead estaba de gira en un tour llamado Againts Demons. Yorke estaba depresivo. 

La masividad que habían conseguido en los años previos que estalló con la completamente marketinizada campaña de lanzamiento de OK Computer les estaba consumiendo la vida. OK Computer trataba de muchas cosas, trataba del capitalismo financiero, de la globalización, de los años 90 con su "fin de la historia" para las ideologías, de la velocidad de la comunicación, de internet, de la sobrecomunicación humana que lleva a la alienación del hombre y varios otros temas que Radiohead no pensó como muchos de los críticos y analistas del disco, simplemente caricaturizó en una serie de canciones (excelentes canciones, por cierto).

En esa gira es que Yorke siente "el muro" que sintió Waters durante la gira de Animals cuando le pintó escupirle a un espectador en la cara. Este evento, según cuenta la épica rockera, inspiro al músico a escribir "The Wall". Yorke estaba destruido anímicamente, la banda estaba desgastada, sentían como la industria les quitaba pedazos y los exprimía hasta la última nota.

En este contexto de oscuridad, depresión, incertidumbre y locura es que surge Kid A. Va en el mismo camino que OK Computer, pero da tres o cuatro vueltas completas.

Kid A es un disco que sale en el año más perfecto y más complicado de todos: 2000.

La industria discográfica no tiene idea para donde irá el rock en este nuevo milenio, en este nuevo siglo. El grunge murió, el brit-rock parece no prosperar luego del fin de la era, todas las miradas van hacia el rock alternativo. Todos esperaban un OK Computer 2 de parte de Radiohead pero obtuvieron algo así como una pesadilla.

Kid A es uno de los mejores discos de la historia del rock. Así nomás.
Es claramente el mejor disco de la década (Funeral, de Arcade Fire, se le acerca bastante, pero no, pero no). Es también el primer disco de la década. Es el primero porque es el machete que empieza a abrir los caminos de la experimentación que sufre el rock en esos años hacia otros mundos que durante los 90 estuvo negado. Todo lo que suena hoy en día en el rock alternativo se lo debemos a Kid A.

Hay discos que son de una época pero suenan de la anterior, pero hay otros que son de una época y suenan de la siguiente y la siguiente. Kid A aparece ahí nomas arrancada la década y ahí se queda. El disco es la mezcla perfecta entre dos objetos que durante los 90 fue difícil mezclar: las guitarras y los samplers. La experimentación de Radiohead es completamente conceptual, no es simplemente meter una batería de ritmos atrás de una guitarra eléctrica correctamente rockera, es mucho más que eso. Es crear una convivencia entre los sonidos secuenciados y los tocados analógicamente, como si la vida humana y la artificial lucharan de igual a igual.

Es un disco oscuro, asfixiante, apocalíptico bello, espiritual, armonioso, complejo. Diez canciones fue el armado que eligió Radiohead para crear su disco, diez canciones que deberían estar ahí en ese orden. Cada una lleva a la otra, cada una es un viaje por uno de los tantos planos de la existencia, un viaje por el tiempo y su historia.

Kid A trae al rock sonidos nuevos que antes nadie escuchaba o a nadie le importaba en lo más mínimo: trae el jazz de Miles Davis, trae la música clásica (y oscura) de los compositores de la post-guerra, trae la electrónica IDM que apenas polulaba en antros, trae la experimentación del Krautrock y el minimalismo de Brian Eno, trae la música del pasado y la licúa sobre el futuro.   

Kid A está lleno de misterios, las letras nunca fueron impresas por lo que en muchas partes no se sabe realmente que es lo que Yorke está cantando, hay voces detrás de otras que cantan otros versos, hay sonidos ocultos. El disco está ensamblado como si fueran varias capas que se superponen una sobre otra, donde el sonido se adiciona al otro cómodamente. 

Kid A habla del fin del mundo, de lo que quedará luego de que la globalización y las guerras nos destruyan, habla del nuevo orden mundial, es una anticipación al 11 de septiembre del 2001.

No, mentira. No es nada de eso, o tal vez si, o es muchas cosas. Es un disco complejo y lleno de interpretaciones. Es el Dark Side of The Moon de nuestra era.

Es un disco que te parece magnífico o lo odias completamente, depende de como te tomes las cosas musicalmente. Yo creo que es el disco perfecto para caminar por la noche, para levantarse a la mañana, para estudiar en tu casa, para hacer el amor, para suicidarte o para mi funeral. 

El rock moderno, todo, le debe mucho a ese disco. Las bandas de principios de los 00 dijeron “Si Radiohead puede, ¿por qué no nosotros?” y ahí es que salieron grandes bandas que la rompieron sabiendo utilizar inteligentemente la tecnología en el rock.

Escucharlo. Si nunca escuchaste Radiohead arrancá por OK Computer o The Bends, pero llegá a Kid A. El mejor de la banda, el mejor de la década, uno de los mejores de la historia del rock.

Buen viaje.

 

Video

Un día nomás.

(Fuente: Spotify)

Tags: music spotify
Video

Aterciopelados, esa banda de rock alternativo colombiana de los 90 que todos recordamos por Bolero Falaz. Uno de los grandes discos del rock latinoamericano. Escuchar esas guitarras. Esa voz.

(Fuente: Spotify)

Tags: music spotify
Video

Allá vamos New Order!

(Fuente: Spotify)

Tags: music spotify
Video

She whispers while I’m sleeping
I love you when you smile
I didn’t really lose you
I just lost it for a while

Cerca.

(Fuente: Spotify)

Tags: music spotify